Desayunos para antes de ir al GYM según tus metas

Hay muchas razones por las que los especialistas afirman que el desayuno es la comida más importante del día. Esto se debe principalmente a que un buen plato de alimentos por la mañana nos ayudará a abastecer al cuerpo de las energías necesarias para comenzar el día con las pilas recargadas y así rendir mejor en nuestros entrenamientos y el resto de las actividades que realizaremos en nuestra jornada diaria.

Anuncios

La importancia del desayuno

Existe cierta confusión con respecto al desayuno y la pérdida de grasa, y es que muchas personas que jamás han acudido al gimnasio o que a penas lo están haciendo y por tanto, tienen muy pocos conocimientos con respecto al tema, creen que saltarse algunas comidas, entre ellas el desayuno, les ayudará adelgazar más rápido. Nada más alejado de la realidad, y es que como ya hemos mencionado anteriormente en varios artículos, uno de los principales beneficios de un desayuno balanceado, rico en proteínas y otros nutrientes, es que nos favorecerá a tener un una sensación de saciedad por más tiempo, disminuyendo el apetito y evitando que tengamos la necesidad de ingerir algún alimento extra antes de la siguiente comida principal.

Por otra parte, si bien es cierto que podemos encontrar algunas dietas enfocadas en el ayuno para la quema de grasas o la ganancia de masa muscular (por ejemplo, la Dieta Warrior o la Dieta Detox, por mencionar algunos), hay que tener en cuenta que estas deben estar bajo una estricta supervisión de algún médico profesional para no desencadenar efectos secundarios en el organismo. Y es que el ayuno frecuente es uno de los principales causantes de la obesidad y el deterioro del cuerpo, debido a que el mismo desarrolla un mecanismo de defensa para luchar contra la falta de nutrientes, entre las que se encuentran las vitaminas, minerales y por supuesto, los tres macronutrientes que ya todos conocemos. Dicho de otra forma, la falta de comida constante sin ningún tipo de control obliga a que el cuerpo deba aferrarse a las reservas de energías y nutrientes que tiene a su disposición para poder sobrevivir; este estado de emergencia como es conocido propicia a que el metabolismo se vea alentado drásticamente para no consumir esas pequeñas reservas que aún nos quedan.

Anuncios

¿Qué debo comer antes de entrenar?
Sabiendo esto, entonces ya podemos deducir acerca de los imprescindible que es el desayuno para la ganancia de masa muscular o para la quema de grasas. Un desayuno balanceado dependerá de varios factores, entre los que se encuentran nuestras necesidades calóricas principalmente, basadas en el tipo de rutina u objetivo que queremos alcanzar.

A continuación, te presentamos algunos escenarios diferentes para elegir un buen desayuno antes de ir al gimnasio.

Si es tu primer día en el gym

Si vas a acudir al gimnasio por primera vez, deberás tener en cuenta sobre todo, el objetivo que quieres lograr, tal y como ya lo mencionaba algunas líneas arriba. Esto es importante, porque si buscas ganar músculo o si prefieres quemar grasas, obviamente vas a tener necesidades calóricas diferentes, lo que influirá de forma considerable en la cantidad de macronutrientes que vayas a necesitar para tus entrenamientos. Asegúrate de acercarte a tu monitor del gimnasio, explicándole tus metas para que te pueda ayudar de manera más personalizada a estructurar tus ejercicios.

Si quieres ganar músculo

Si ya te has establecido un propósito por el que estás llendo al gimnasio; en este caso para la ganancia de masa muscular, entonces deberás saber que necesitarás de dieta hipercalórica, es decir, consumir más calorías de las que normalmente consumes para poder propiciar a la construcción de fibras musculares más grandes y fuertes.

Una buen desayuno basado en la musculación debe estar compuesta principalmente por proteínas, así como por carbohidratos complejos y de absorción rápida (para antes y después de los entrenamientos) que te darán esa energía necesaria para que puedas llevar a cabo tus rutinas. No te olvides tampoco de las grasas saludables que beneficiarán a tu organismo en muchos aspectos.

Licuado para ganar músculo
Si quieres quemar grasas

La quema de grasas puede estar asociada para regular el peso corporal, o bien para la definición. En cualquiera de los dos casos, es necesario reducir el consumo de carbohidratos, que sumado a un buen entrenamiento, así como una sesión de ejercicios cardiovasculares con cierta frecuencia, favorecerán a que el cuerpo se vea obligado a utilizar la grasa acumulada como fuente principal de energía.

En este caso, el consumo de proteínas también es sumamente importante para poder seguir construyendo músculo.

Si quieres desarrollar fuerza

El desarrollo de la fuerza también está asociado con la ganancia de los músculos, no obstante, esto no siempre es así y cuando entrenamos para ello, debemos hacer algunos cambios post-entrenamiento.

Naturalmente, el desayuno debe estar compuesto en su mayoría por proteínas y carbohidratos complejos, sin embargo, luego de entrenar lo mejor es dar prioridad al consumo de más proteínas y no de carbohidratos.

Si vas a hacer cardio

El entrenamiento cardiovascular supone una demanda alta de energías a plazo inmediato. Para suplir esta necesidad es importante desayunar alimentos con altas fuentes de carbohidratos complejos, y una hora antes, optar por los carbohidratos de absorción rápida.

Post-entrenamiento, también es recomendable el consumo de los carbohidratos, para abastecer nuevamente a los músculos del glucógeno perdido y evitar su degradación.

Lista de carbohidratos complejos: http://www.mipielsana.com/lista-carbohidratos-complejos/

Si buscas mantenerte en forma

Si estás satisfecho con los resultados que has conseguido y buscas mantenerte en forma, entonces lo más recomendable es seguir una dieta balanceada que se ajuste a tus necesidades calóricas diarias para no perder músculo o empezar a acumular grasa.

Si sigues entrenando, deberás seguir las mismas pautas que antes, es decir, dar prioridad a las proteínas, consumir carbohidratos luego de entrenar, etc., etc.

Si aún te sientes lleno por la cena de la noche anterior

Anuncios

Si aún te sientes lleno por la comida anterior, esa no es excusa para que excluyas el desayuno. Recuerda que es eso de lo que precisamente estamos hablando, pero si lo prefieres, puedes limitarte a ingerir algo más ligero como un porción de frutas y tomarte el tiempo para cenar más temprano y no amanecer con estas sensaciones.