¿Qué debo hacer si quiero perder peso de forma rápida y natural?

Antes de empezar a debatir sobre los diferentes métodos más efectivos para adelgazar, hay que entender la gran diferencia que existe entre “perder peso” y “perder grasa”. Mientras el primer concepto se refiere a la disminución de peso corporal, independientemente del origen (ya sea por la eliminación de líquidos acumulados, la degradación de los músculos, etc.), el segundo hace referencia a la pérdida específica del tejido adiposo acumulado y que es el causante de la obesidad y otras enfermedades relacionadas.

Anuncios

Una persona que quiere adelgazar, en realidad debería proponerse a perder o quemar grasas, pues esta es la puerta que conduce a una vida más saludable y un cuerpo más atractivo. Para este objetivo, la industria y la misma desinformación se ha encargado de mitificar todo lo relacionado con el tema, llegando hacer que las personas piensen que la “pérdida de peso rápida” es posible y beneficiosa para el organismo. Bien, quizás esto es cierto, y es que las fajas de calor, las cremas reductoras, píldoras adelgazantes y cuantos más productos químicos podemos conseguir en el mercado, han demostrado su efectividad para, ¡ojo!, PERDER PESO ―más no grasa―, y es ahí donde deberíamos prestar atención.

Por otra parte, cuando hablamos de la transformación del cuerpo, ya sea para la construcción de masa muscular o para adelgazar mediante la combustión de grasas, debemos entender que se trata de un proceso lento, que requiere de paciencia, esfuerzo y sacrificios, aunque estos últimos, en menor medida. Pero, ¿por qué es esto así?. Simplemente porque el cuerpo ha evolucionado para adaptarse a los cambios, y cuando estos suceden de manera rápida, el organismo comienza a desarrollar mecanismos de defensa para preservarse, llegando en muchas ocasiones a causar estragos a nivel metabólico, hormonal, físico o incluso mental.

Un claro ejemplo es el de las personas que se disponen a disminuir su masa corporal a través de la abstinencia de la comida. En un principio la falta de alimentos parece no afectar más que a la sensación de hambre, sin embargo, cuando esta se prolonga con los días, los nuevos sistemas defensivos del cuerpo se empiezan a manifestar, debido a la falta de nutrientes, propiciando a que el organismo se aferre a las pocas reservas almacenadas y para poder seguir funcionando, empezar a utilizar otras fuentes de energía, como el glucógeno y que es indispensable para la construcción y manutención de masa magra (músculo). Lo que sucede en este caso, es que el metabolismo se alenta y con ello todas las consecuencias que ya conocemos se hacen presentes, empezando por una mayor propensión a la acumulación de grasas. Dicho de otra forma, dejar de comer para quemar grasas es como el tiro que se sale por la culata (Jamás se debe hacer).

Anuncios

Entonces, ¿qué debo hacer si quiero adelgazar quemando grasas?
Hay algunos “trucos” o “hacks” que puedes utilizar para la acelerar la combustión de grasas. No obstante, debes recordar nuevamente que este proceso debe ser natural y progresivo para garantizar el correcto funcionamiento del cuerpo.

#1 La depuración del organismo

Este es un dato que no muchos conocen, y que por tanto, omiten al momento de someterse al proceso de transformación del cuerpo. Depurar el organismo es el primer paso para empezar desde cero. Y es que tras la eliminación de sustancias malas y otras toxinas, los órganos son capaces de operar de una forma más óptima, permitiendo una absorción de nutrientes más completa y efectiva, así como un metabolismo más rápido, sin olvidarse de reforzar las defensas del sistema inmunológico, previniendo el contagio de enfermedades.

Existen muchas maneras de depurar el organismo, y si se hace naturalmente, mejor. Anteriormente en MiPielSana hemos publicado algunos métodos para cumplir el objetivo y que puedes leer a continuación.

3 recetas de jugos para desintoxicar el organismo
Jugos caseros para desintoxicar el hígado
Dieta Detox: ventajas y desventajas
Jugo natural para depurar el colon y adelgazar
Beneficios, efectos secundarios y pasos para llevar a cabo un ayuno seguro
#2 Acelerando el metabolismo para una mayor quema de grasas

El metabolismo es un proceso en el que se desencadenan reacciones bioquímicas y fisicoquímicas con las que es posible aprovechar los nutrientes de la alimentación. Esto quiere decir, que un metabolismo saludable ayuda a tener un mejor aprovechamiento de los alimentos que se consumen, no sólo al momento de distribuir los nutrientes, sino también a la hora de consumir y por qué no, distribuir la energía de manera más eficaz a lo largo del día.

Un metabolismo rápido de uno lento puede diferenciarse fácilmente debido a la serie de síntomas que se presentan, dependiendo de la condición. Puedes leer más acerca del tema en el enlace marcado. Si cuentas con un metabolismo bajo, es momento de ponerte la pilas y empezar a tomar las decisiones adecuadas para favorecer su aceleración.

Existen muchas formas de mantener una tasa metabólica elevada. No te olvides de leer los siguientes artículos para cumplir tus metas.

Excelentes desayunos para acelerar el metabolismo y la combustión de grasas
8 alimentos para acelerar el metabolismo
Mantén un metabolismo más alto tomando Té Verde con Cayena
La canela para el metabolismo rápido
6 bebidas para adelgazar más rápido

Por último, es importante aclarar que la aceleración del metabolismo también depende mucho del grado de actividad física que se realiza con regularidad. Una persona que hace ejercicios más de 3 veces por semana, quemará una mayor cantidad de calorías en estado de reposo en comparación con otra persona que se la pasa sentado frente al sofá toda la semana. Cabe mencionar también que los atletas con mayor cantidad de masa magra tienden a gastar más energía en el día a día, debido a que el músculo es un tejido metabólicamente activo y que por tanto, requiere de calorías para poder mantenerse en el cuerpo.

#3 La importancia de la dieta

Y para finalizar el artículo, hemos decidido poner el punto más importante hasta el final como un pequeño truco para que mantengas la información más fresca cuando te propongas a modificar tus hábitos si quieres empezar a quemar grasas, ¡ya!.

Sin importar si quieres perder esos kilos de más, ganar masa muscular o definir la musculatura, el factor primordial y al que se le debería prestar la mayor de las atenciones es la alimentación. Y es que a través de los alimentos consumidos, el cuerpo obtiene los nutrientes necesarios para funcionar adecuadamente y realizar todos los procesos requeridos para su transformación en condiciones favorables.

Una persona que busca la pérdida de la grasa acumulada, naturalmente debe someterse a una dieta baja en calorías, pero respetando el balance de macronutrientes correspondientes para asegurarse de la correcta distribución de energía, vitaminas y minerales. Como es de esperarse, una dieta para adelgazar debe estar predominada por carbohidratos complejos y proteínas (para la construcción de masa muscular), y en un menor porcentaje, por grasas. La importancia de la ingesta de este último macronutriente se debe a que las grasas ayudan a la construcción de hormonas como la Leptina que regulan el apetito, la hormona del crecimiento para que el músculo, los huesos y otros tejidos se desarrollen adecuadamente y además, mantener a las células vitales en un estado óptimo. No obstante, así como existen carbohidratos de bajo índice glucémico y carbohidratos simples (de alto índice glucémico), también existen grasas buenas y grasas malas, siendo que por razones obvias, debes limitarte a consumir las primeras, sin importar tu objetivo.

En conclusión
Como te habrás dado cuenta, quizás el artículo no haya sido el que esperabas, pero en realidad es que el propósito del mismo no es mostrarte las dietas más efectivas ni los ejercicios necesarios para adelgazar, sino dar a conocer toda la información que la mayoría de las personas omiten cuando se proponen un objetivo, y que sin lugar a dudas marca la diferencia entre el éxito y el fracaso.

Anuncios

Siguiendo al pie de la letra estos consejos, complementado con un buena rutina de entrenamiento, así como la mejor alimentación a la que puedas acceder, sin duda garantizará una transformación del cuerpo efectiva y sin haber gastado miles de billetes en medicamentos extraños, productos de dudosa procedencia y cuanto más la industria se ha encarga de comercializar, a costa de la salud de la sociedad.