¿Cuánto debo entrenar para quemar las calorías del alcohol?

Ya sea para las fiestas, bodas, graduaciones o hasta en las reuniones más casuales, el alcohol ha pasado a formar parte imprescindible de estas fiestas para dar un ambiente más animado y divertido.

Anuncios

Sí, que de seguro algunos dirán que no se necesita alcohol para divertirse; pero, ¿cuántos en realidad creen esto? Muy pocos a decir verdad, y por más que traten de evitarlo, casi siempre va a ver cuando menos una botella de vodka o un par de latas de cerveza en cada encuentro social, por muy pequeño que sea.

Llega el día de la fiesta y todos quedan muy emocionados por la convivencia misma y por supuesto, para probar una copa de ese exquisito vino, un buen vaso de la mejor cerveza fría y por qué no, una copita de champagne si estamos celebrando algo. Cualquier excusa es válida para que el alcohol haga su acto de presencia, sin embargo, ¿sabes en realidad lo terrible que es para tu organismo?

Seguramente muchos lo saben, pero a pesar de ello, evitar beber aunque sea una copa resulta imposible para la mayoría. Y ojo, que no digo que todos sean así. El problema con beber un par de copas de vez en cuando no tiene nada de malo, al menos no si lo vemos desde una perspectiva a largo plazo. Obviamente una copita de vino en la cena de navidad muy improbablemente nos causará problemas de adicción, pero para aquellos que tienen una un objetivo específico, especialmente,tener un cuerpo con un porcentaje de grasa ideal, puede resultar bastante perjudicial.

Anuncios

Y es que aunque pensemos que nos estamos cuidando por tomar sólo por un día, lo que en realidad estamos haciendo es alejarnos de nuestros objetivos por el simple hecho de que subestimamos el contenido energético de las bebidas alcohólicas y nunca nos fijamos en cuántas calorías vacías le aportamos en realidad al organismo.

¿Cuántas calorías de alcohol se consumen en una fiesta?

Para darnos una idea de la exuberante cantidad de alcohol que podemos llegar a consumir en una noche, vamos a tomar como ejemplo las fiestas decembrinas en donde la variedad de bebidas alcohólicas suele ser mayor, pues es en esa noche donde por lo general solemos encontrar cervezas o vodka para la convivencia, vino para la cena y champagne para el brindis de medianoche. Al final del artículo seguro quedarás impresionado por todas esas calorías ingeridas y muy probablemente te la pensarás dos veces antes de aplicar la típica excusa “sólo por hoy”.

Vamos a ver, que en la reunión de nochebuena, siempre es muy típico empezar con un par de cervezas o bebidas más ligeras para iniciar la convivencia con un buen ambiente, preparar a los riñones para el maratón de las siguientes horas hasta el amanecer y por supuesto, para acompañar los aperitivos antes de pasar a la cena principal.

Para darte una idea, tomamos como base la cerveza común que tiene entre el 4.5 y 5% de vol. de alcohol. Dado que el alcohol tiene un aporte de 7 calorías por gramo, estaríamos ingiriendo aproximadamente unas 150 kcal en 350 ml de cerveza, que es el equivalente a una lata. Llegando a consumir por lo menos tres latas, estaríamos sumando unas 450-500 calorías a nuestra ingesta diaria, casi un 25% del total recomendado al día, únicamente en alcohol.

También existen otras cervezas que tienen un menor índice calórico como las cervezas suaves que tienen entre el 2.5% y 3% de vol de alcohol, mientras que al otro lado de la moneda no encontramos las cervezas Ale con una graduación de entre el 6 y 8% de vol. de alcohol. Por último no podríamos olvidarnos de las cervezas light o sin alcohol que tienen un aporte calórico tres veces menos en comparación a la cerveza común, aportando aproximadamente unas 55 kcal en cada lata.

Aunque es muy probable que en cada lata o botella encuentras la información nutrimental del producto, desde ya puedes hacer los cálculos tú mismo para determinar la cantidad de calorías que vas a ingerir en tu próxima reunión. Para ello se debe tener en cuenta los gramos de alcohol que hay en cada botella o lata de cerveza, mediante el % de vol. del producto.

Gramos de etanol = Grados de la bebida alcohólica x (ml de la bebida consumida x 0.80)/100
Una cerveza de 355 ml con el 8% vol. de alcohol nos estaría aportando en este caso unas 160 calorías únicamente a través del alcohol, a lo que habría que sumar también las calorías que se encuentran del resto de los productos incluidos en la bebida. En total, por beber una sóla botella estaríamos agregando hasta 200 calorías a nuestra ingesta diaria.

Grados de etanol = 8 x (355 x 0.80)/100 = 22.72.
22.72 x 7 = 159.04
Y eso es tan sólo el inicio, pues muy probablemente, a la celebración se le unirán otras bebidas como el vodka, que al tener un mayor porcentaje de concentración alcohólica, las calorías también van en aumento. Tanto es así, que en 100 ml de vodka estaríamos ingiriendo unas 240 calorías, que si bien no todos tienen la valentía de ingerir “en seco”, sí terminarán por consumir toda esa cantidad vaso tras vaso, a lo que además habría que sumar otras 100 calorías provenientes del refresco embotellado o los jugos artificiales para complementar.

Haciendo cuentas nuevamente, hasta este momento hemos dotado a nuestro cuerpo con unas 900 calorías sólo del alcohol y antes de llegar a la cena. Esta friolera viene a representar casi la mitad de la simbólica cifra de 2000 calorías que se recomienda para una persona promedio cada día.

Los amantes del Gin Tonic, que se ha puesto muy de moda últimamente, tampoco quedan exentos de ello, pues en una preparación usando 200 ml de tónica con 50 ml de ginebra, estaríamos consumiendo un total de 190 kcal por un cóctel de 250 ml.

Para acabar con esta cuenta, tomamos como referencia la vino que casi nunca falta a la hora del plato principal. Tomarse una sola copa es muy difícil para la mayoría y la definición de copa para cada persona puede equivaler a los 150 o hasta 300 ml de esta bebida. Cada quien puede sacar sus conclusiones, sabiendo que en 100 ml de vino tinto podemos encontrar aproximadamente unas 85 calorías. Este mismo valor aplica para el champagne.

¿Hacemos nuevamente la cuenta total o ya estás lo suficientemente asustado como para seguir bebiendo sin control en cada fiesta a la que asistes?

Ahora bien… cómo elimino las calorías del alcohol

Para eliminar todas esas calorías vacías ingeridas en la noche de celebración no queda otra que ponerse la pilas y empezar a hacer algún deporte o actividad física que demande esfuerzo.

Pero, exactamente, ¿cuánto tiempo? Para saber eso, primero hay que aclarar que al cuerpo le gusta almacenar calorías. Esto lo hace con el fin de prepararse a los tiempos de escasez de alimento que si bien hoy en día ya prácticamente son imposibles, así es como el organismo ha evolucionado a lo largo de miles de años.

Eso quiere decir que deshacerte de esa energía te va a costar y te costará mucho. Para darte una idea, estas son las calorías que un hombre de 70 kilos gastaría en una sesión de ejercicios, según el deporte practicado.

DEPORTE KCAL quemadas en una sesión de 30 minutos
Correr (ritmo moderado: 10 km/h) 408
Nadar (esfuerzo moderado: free style) 360
Andar en bicicleta (ritmo moderado) 240
Caminar (ritmo ligeramente elevado: 6km/h) 120

Sí, que saliendo a correr por 30 minutos a un ritmo decente y constante vas a poder usar gran parte de esas calorías ingeridas por el alcohol, pero debes tener en cuenta que lo que te ha costado consumirlas, seguramente ni siquiera fueron 15 minutos, si hablamos en equivalencia consumo/gasto.

Anuncios

Claro, también debemos tener en cuenta que estas calorías son sólo un estimado y para obtener la cifra exacta hay que considerar otros factores biológicos, fisiológicos e incluso ambientales. Una chica de 60 kg en verano no va a quemar lo mismo que un chico de 80 kg en una sesión nocturna en el frío invierno.