Cinco ejercicios para tener unos glúteos de acero

Un ‘trasero diez’ no es fácil de conseguir. Además de una dieta saludable y ejercicio aeróbico para disfrutar de unos glúteos fuertes, redondos y tonificados, es necesario emplearse a fondo y realizar un entrenamiento específico que facilite esta tarea.

Anuncios

Por eso, tanto los hombres como las mujeres que estén interesados en fortalecer esta parte del cuerpo, deberían prestar atención a las indicaciones del Director Técnico Coorporativo de los centros deportivos GO fit, Israel González. Él, junto a su equipo de entrenadores, aconsejan estos ejercicios básicos para lograr unos glúteos de acero.

Extensión de una pierna: En una colchoneta, se apoyan los antebrazos y las rodillas. Después, se levanta una pierna estirada hacia arriba, hasta que se note el trabajo del glúteo. Para darle mayor dificultad, se puede colocar peso sobre el tobillo o ayudarse de una banda elástica. Si por el contrario, no se consigue controlar la postura, se puede realizar en una máquina de gimnasio específica para ello, y que además facilitará el mantenimiento de la posición correcta.

Empuje de cadera: Con la espalda apoyada en una superficie estable y una barra, con peso, sobre la cadera, se levanta la pelvis aguantando la tensión arriba gracias a la contracción de los glúteos. Después, se vuelve a la posición inicial.

Anuncios

Hiperextensiones en banco con las rodillas flexionadas: Con el solo abdomen apoyado en un banco, y agarrándolo con las manos, se accionan los glúteos para levantar las piernas hacia arriba, manteniendo las rodillas flexionadas. ¡Y con cuidado de no forzar el lumbar al subirlas!

Sentadillas de rodillas: Con una barra detrás de la cabeza, hay que colocarse de rodillas en el suelo. El glúteo debe pasar de estar apoyado sobre los talones hasta una posición vertical, en la que la espalda forme 90 grados con las piernas. Eso sí, intentando mantener los glúteos apretados durante todo el movimiento.

Peso muerto rumano: Para endurecer glúteos y piernas, este es un ejercicio que no puede faltar en los entrenamientos. Una vez se tenga agarrada la barra más o menos a la anchura de los hombros, con los pies separados por una distancia similar, se levanta la barra del suelo manteniendo la espalda recta y recuperando la posición vertical, concentrando el trabajo en el glúteo. El esfuerzo debe notarse de cadera para abajo, los brazos no son los que tienen que soportar el peso de la barra.

Anuncios

¿Quieres un culo perfecto? ¡Pues entrénalo! No hay mejor ‘operación biquini’ que una buena rutina de ejercicios y unos hábitos saludables. Y si no, en unos meses podrás comprobar los resultados al ponerte los vaqueros.