7 formas de quemar grasa sin hacer ejercicio!

Está claro que lo ideal es entrenar 5-6 días a la semana y mantenerse activo físicamente para lograr un mejor estado de salud y de apariencia.

Anuncios

Sin embargo cuando el tiempo no da por alguna razón, también se pueden seguir quemando calorías sin necesidad de ir al gimnasio, salir a correr o practicar un deporte con fines de alto rendimiento.

Ahora, si tienes la posibilidad de entrenar con regularidad y adaptas los siguientes consejos para quemar calorías sin hacer ejercicio a tu vida diaria sin duda conseguirás no solo mejores progresos en tus entrenamientos sino que también mejorarás las condiciones generales de tu salud.

Duerme más

Anuncios

Este es el favorito de muchos y me incluyo. Cuando me refiero a dormir más quiere decir entre 7-9 horas. Además de que en este periodo se regenera en forma el músculo esquelético y se llevan a cabo numerosos procesos metabólicos que favorecen el sistema inmune, también está demostrado que quema más calorías que alguien que lo haga por 5 horas o menos. De hecho, dormir el tiempo insuficiente ralentizará tu metabolismo poco a poco y esto te impedirá quemar más calorías aún entrenando.

Realiza actividades de hogar

Puede que a muchos no les guste la idea de hacer aseo general en la casa o simplemente prefieran pagar por ello. No obstante, dedicar un día a las tareas del hogar pueden resultar un entrenamiento de primer nivel. Como mantienes en movimiento quemas calorías y en ciertas actividades vas realizando ejercicios de fuerza tanto para los brazos, como piernas y abdomen. Incluso algo tan sencillo como lavar los platos o barrer el cuarto pueden sumar algo de calorías que al final harán una gran diferencia entre ganar o perder un par de kilos.

Haz tu propia comida

Esto nos favorecerá de diversas formas. Quemarás calorías mientras realizas tus preparaciones, podrás llevar con exactitud tu plan de alimentación de acuerdo a tus objetivos (subir de masa muscular o definir), sabrás a ciencia cierta la calidad del producto final y la higiene con que fue preparado y finalmente estarás a salvo de ingerir más comida de la que necesitas, algo que ocurre muy a menudo cuando vas a un restaurante y comienzas con una pequeña entrada y terminas comiendo hasta doble postre.

Podómetro

Un podómetro es un dispositivo sencillo que se encarga de contar tus pasos, incluso hay aplicaciones para celular o vienen incluidos en algunos relojes. Ponte una meta de 10 mil pasos diarios. Si bien el número es alto en el papel, en realidad es fácil de conseguir si te mantienes activo. Dependiendo de tu edad, peso y velocidad de los pasos puedes quemar entre 300-600 calorías más por día además de mejorar las condiciones cardiovasculares.

No comas frente al televisor

Uno de los hábitos que más promueve la obesidad es comer mientras vemos televisión. Aunque no lo crean, el solo hecho de estar frente a la pantalla hará que pierdas control sobre lo que estás comiendo y como consecuencia terminarás consumiendo más calorías de las que realmente necesitas. Fuera de esto es muy común que se acompañe siempre la televisión con snacks aún si recién has acabado de tomar el almuerzo o la cena. Si eso lo compensáramos con ejercicio mientras vemos televisión ya sería otra voz, pero como lo más probable es que no, al menos aleja el plato de tu programa favorito.

Toma descansos activos

Si trabajas en una oficina seguramente deberás pasar gran parte del día sentado frente a tu ordenador o atendiendo clientes, muchas veces con una mala posición que poco a poco debilitará tu espalda y core. Si tienes la oportunidad (asesórate porque hay leyes sobre esto) toma pequeños descansos de 5 minutos para realizar algunos movimientos de flexibilidad, caminar alrededor de la oficina o incluso hacer algo lúdico entre tus compañeros de trabajo. Algo que parece tonto para algunos se traduce en más actividad física diaria y con ello un aumento en el gasto calórico, además puede ayudar a fortalecer las relaciones laborales.

Escoge la ruta más larga

Anuncios

Si vas hacia el trabajo, casa, colegio o universidad a pie y optas siempre por la ruta más corta, es hora de cambiar el plan. Obviamente deberás hacer el tiempo necesario que toma escoger una ruta más larga pero míralo por el lado bueno, harás más actividad física y hasta podrías conocer nuevos lugares o incluso toparte con personas que habitualmente no ves (ojalá no sean ladrones). ¿Recuerdan los 10 mil pasos?, pues esta es una gran forma de llegar a esa meta.

(Visited 3,294 times, 2 visits today)